por qué necesita un PPD

Desde el año 2010, todas las personas jurídicas privadas (empresas, entidades o agrupaciones de personas) pueden ser consideradas responsables penalmente de algunos delitos cometidos en el seno de su organización.Tanto delitos cometidos en provecho de la organización por parte de sus administradores, como cometidos por empleados o colaboradores de la empresa que no fueron debidamente supervisados por sus gerentes.

Esto implica que la empresa también puede ser condenada en caso de delito, con penas como multas, disolución de la sociedad, suspensión de su actividad, cierre de sus locales, inhabilitación para recibir subvenciones o para contratar con el sector público…

 
 
 
© 2015 COMLEGAL compliance - All Rights Reserved